Lo que refleja mi Joyería

Lo que refleja mi Joyería

 

Creo que lo que cada uno hace es parte del propósito de Dios, y en mi caso no toda la vida he hecho lo que hago ahora, pero lo que si es cierto, es que la vida me cambió el rumbo y esto es mi presente y lo disfruto al máximo.

El día martes 21 de enero me levanté un poco nerviosa y expectante. Tenía una cita a las 8:30 a.m. con una persona que acababa de conocer en uno de los bazares que atendí en diciembre.

Nos conocimos un poco y me contó “una historia a medias” y sabría desde ese momento, que al final, la conocería completa. Ella me dijo que vendría a mi estudio porque quería una pieza muy especial después de aquella conversación.

Me considero una persona muy sensible, aunque nadie me proporciones detalles específicos sobre algo, fácilmente intuyo y aterrizo en lo que verdaderamente es…soy muy intuitiva.

Así va la historia: recibí a mi cliente, hablamos un rato, me contó de ella y yo le conté de mí. Luego, después de un rato de conversación saqué mis cajas de cristales y me senté en mi escritorio. Previamente a la cita, yo ya tenía conmigo, una preciosa pluma de plata que ella me había pedido que le comprara para ese collar especial que quería. Yo, en realidad no sabía en ese momento el significado de la pluma, pero me lo podía imaginar. Con un poco de miedo la saqué (pues no sabría si le iba a agradar) y cuando la vio, hizo una cara de felicidad que no saben el alivio que sentí. Noté en uno de sus brazos, justamente en la parte anterior del antebrazo derecho, un tatuaje de una pluma de quizás, unos 20 cms , de lindos colores, pues no era sólo negra.

Ahora, para ponerles en contexto antes que siga con la historia, su madre había muerto hace ya casi un año y todavía ella sentía no haber asimilado su pérdida. La persona, cumpliría el 12 de febrero, un año de haber fallecido y ella quería llevar consigo una pieza con la cual sintiera su presencia todo el tiempo y además, que los colores de la misma fueran tales que le pudiera utilizar con toda su ropa y otros requisitos más…

Le pregunté suavemente: ¿qué color quiere su pieza? – A lo cual contestó: «Roja», -me dijo. Le solicité sentarse a mi lado, pero ella prefirió quedarse de pie junto al escritorio. Saqué los cristales rojos y unos ópalos, luego coloqué la pluma en el centro del tablero y empezamos a diseñar.

Cuando terminé, me dijo que no le gustaba. En mi cabeza, yo ya eso lo sabía porque el color, aunque representa el amor, era demasiado intenso. Hicimos unos ajustes y obtuvimos otro diseño y me dijo que tampoco le gustaba, un poco ya desilusionada.

Entonces, me dirigí a ella y le pregunté: – ¿usted quiere algo suave verdad?-  Y le dije: -“La pluma tiene un significado, es una señal de los ángeles”; su madre ahora es un ángel, ¿verdad? . Ella asintió con la cabeza en señal de aceptación.

Si usted me lo permite repliqué, puedo mostrarle algo que sin duda le gustará. -Está bien, respondió. Entonces, me levanté y me dirigí al mueble donde tengo todas las cajas de los cristales y saqué una de ellas. Me volví a sentar y la abrí, sin decirle nada, agarré un puñado de cristales (unos cuarzos ópalos facetados de 4 colores, en tonos pasteles). Cuando los coloqué a la par del tablero, sus ojos se iluminaron inmediatamente y me dijo: ¡¡Ayyy que lindos!!, ¡Esos quiero!

Le hice entonces la mitad del collar con las nuevas piedras, a la par del rojo para asegurarme que ese collar era el color correcto y para que ella lo viera como quedaría y lo pudiera comparar con el anterior. Le volví a preguntar: -¿Le gusta ahora?, – Si, ¡me encanta!, contestó.

 

Pero, -le falta algo, respondió. – Sí, contesté, el toque final lo pongo (valga la redundancia) justamente al final y ambas sonreímos.

Tomé entonces, unas piedras lunas, unas labradoritas y unos separadores plateados de bolitas y los inserté en medio de los cuarzos según el patrón que tenía dibujado en mi mente y luego, ella al verlo como estaba quedando me dijo: “Hoy si Jackie, así, ¡¡así está perfecto!!”.

Le pedí que me hiciera una esperita más para terminar de diseñarlo completo y me diera su aprobación final antes de elaborarlo. El collar quedó diseñado y aprobado y ella se retiró inmediatamente muy contenta.

Lo que yo no sabía, era que había otra parte de esta historia y no precisamente sólo la que yo me había imaginado que les acabo de contar…

Días después, con el collar terminado, le llamé para que lo viniera a recoger. Vino y se lo midió. ¡Estaba perfecto! ¡El largo, la pluma, los colores… ella y yo felices! Me pagó y se fue corriendo porque tenía prisa.

Al día siguiente, me envió por WhatsApp, un mensaje donde me relataba quien era su mamá y lo que hacía. Para mi sorpresa, esa persona que no sólo era un ángel ahora, era un CALÍGRAFO, se había certificado en los Estados Unidos y esa era su profesión, su carrera. Ella era una persona muy reconocida. Me dije: «¡Qué arte tan diferente y especial!» , «¡Qué lástima que no la conocí»; pensé inmediatamente, me hubiera encantado.

Ellas trabajaban juntas, Jessica haciendo lo suyo(Jabonería Artística y cosméticos artesanales ) y su madre lo que ya ustedes saben.

La foto principal que contiene este blog son la plumas que ella utilizaba para hacer su trabajo. No les parecen simplemente bellas? Ella era una artista también!

Para mí es importante que sepan que todas las fotos que han podido apreciar aquí me las envió mi cliente, a quien solicité su permiso para poder utilizarlas, así como también poder escribir esta pequeña historia.

Además, la escribí, simplemente para recalcar algo: “El amor no se acaba, se transforma cuando este es puro. Adonde un amor nació y se cuidó, nadie lo podrá destruir, ni la muerte. Simplemente esa alma se ha transformado, pero su amor no y por eso lo llevaremos con nosotros toda la vida”.

Este Blog lo he escrito en honor a la Sra. Lucy Buitrago (Q.E.P.D.), Calígrafa salvadoreña, reconocida por todos los trabajos realizados durante su vida en el país; inclusive un reconocimiento a los Reyes de España.  Rotulaciones, tarjetas de boda, Honoris Causa, etc. y a su hija Jessica Molina, quien me dio la oportunidad de servirle y de poder obtener una vez más una sonrisa llena de satisfacción por el trabajo que realicé para ella. Para terminar, quiero hacer notar que mis joyas no sólo reflejan mi creatividad, lo que intuyo de mis clientes, sino también los sentimientos y la personalidad de los mismos; por eso son joyas únicas,  especiales y por lo tanto, Unique by Jackie es: «Wearable and Happy Art».

¡Que tengan un Feliz mes del amor y que éste nunca falte en sus vidas!

Con la pasión de siempre,

Jackie